fbpx

Lore de Zendikar Parte 1

Muy buenas querido lector, y bienvenido a un nuevo articulo sobre el lore de Magic. En el episodio de hoy nos alejamos de la historia particular de los 5 Planeswalkers más míticos para centrarnos en la historia de uno de los planos más importante de todo Magic, hablamos del lore de Zendikar. 

Zendikar ha tenido ya 2 bloques dedicados exclusivamente a su mundo y en septiembre volveremos a visitarlo, así que estos capítulos hablando de su lore pueden servir para ir cogiendo fuerzas de cara a la nueva ampliación del Resurgir de Zendikar.

Hoy hablaré a grandes rasgos sobre los acontecimientos de las 3 expansiones antiguas para ya de aquí en adelante centrarnos en la más actual. Así que si este capitulo te deja con ganas de más lore por aquí puedes encontrar el origen de Nissa, una planeswalker nativa de este plano.

En este primer acercamiento al lore de Zendikar hablaremos sobre el primer ataque de los eldrazi a Zendikar y como gracias a la ayuda conjunta de 3 Planeswalker y el sacrificio de una de ellos consiguieron detener la invasión eldrazi al menos temporalmente. 💠

 

La litomante

Una joven de pelo albino se encontraba en una llanura amplia frente a un campamento. De repente y con un pequeño gesto, una pared de piedra totalmente lisa y perfecta surgió de la tierra rodeando el campamento.

La maga contemplaba su obra, se trataba de Nahiri conocida como la litomante. Aquella pared aguantaría varios siglos si hubiera una situación normal.

Apenas quedaban 100 refugiados y al alba deberían de partir antes de que llegaran aquellas abominaciones. Una voz la sacó de su admiración por su perecedera obra, un hombre de pelo blanco y ropas oscuras se acercó por su espalda.

Notar su aliento en el cuello hizo estremecerse a Nahiri, a pesar de ser un amigo no dejaba de ser un vampiro. Era el vampiro Sorin Markov, protector del plano de Innistrad y lo más cercano que tenía en esta guerra.

sorin

Subieron a una de las almenaras de la nueva muralla y ambos observaron como las sombras ocultaban la siluetas de los monstruos que eran sus enemigos. 

Sorin recriminaba a Nahiri por preocuparse en demasía por los refugiados y no centrarse en la misión conjunta que tenían evitar que esos seres se propagaran por otros mundos.

Pero no sabían como derrotarlos. Sorin propuso abandonar a los refugiados a su suerte y junto a Nahiri intentar ganar esa guerra pero si seguían sobre protegiendolos, no tenían opción de ganar. Pero el peso de saber que podrían ser los últimos supervivientes de Zendikar la atormentaba.

 

La calma antes de la tempestad

Nahiri se alejó del vampiro y se acercó a una niña que sollozaba en una esquina del campamento. Su nombre era Lian, tenía 15 años y estaba desarmada.

La litomante extendió el brazo hacia una roca que empezó a burbujear, tocó la piedra y de ella extrajo una espada. Tras enfriarse se la ofreció a Lian, era un recordatoria de que había esperanza.

nahiri

Volvió con Sorin, cualquier esperanza por pequeña o falsa que fuera era mejor que ninguna. Cuando acabó de subir a la almenara, un temblor hizo retumbar el suelo y la hizo trastabillar.

En el fondo del valle, los cuerpos de sus enemigos creaban un amasijo de colores enfermizos y de cuerpos deformes. Pero por primera vez en todas las semanas que llevaban luchando se detuvieron.

Se giraron al oeste, hacia la puesta de sol. Allí la vista de ambos Planeswalkers se toparon con una figura inmensamente grande. Era un gigante oseo, con huesos y tentáculos fibrosos y una especie de yelmo de huesos le cubría la cabeza.

ulamog

El enorme ser, se giró y empezó a avanzar hacia ellos y a su vez la gran multitud de engendros del fondo del valle empezaron a moverse.

 

Lore de Zendikar: Todo es polvo

Al grito de Sorin, los refugiados recogieron el campamento y se prepararon bien para luchar o bien para huir. El titánico ser avanzaba inexorablemente y el suelo retumbaba cada vez con más fuerza.

A su paso, las nubes se desplazaban hacia él como si este las atrajera y algunas rocas empezaron a desprenderse del suelo y seguidamente a descomponerse.

Sin mucho más tiempo la primera oleada de enemigos llegó. Los más pequeños del tamaño de perros chocaron contra la muralla y empezaron a acumularse unos encima de otros para escalarla.

Por el contrario los más grandes, del tamaño de edificios golpeaban directamente la muralla. Todos eran parecidos, deformes, con mandíbulas chasqueantes, garras afiladas, tentáculos retorcidos y con cabezas pálidas y sin ojos.

Nahiri desenvainó su espada al igual que Sorin y Lian para hacer frente al amasijo de carne que formaban sus enemigos. Sorin pulverizó a una docena de engendros, Nahiri hundió el terreno para acabar con otra tanda.

Pero el mayor de todos que parecía guiar al resto absorbía la magia en el mismo instante que la usaban. EL monstruo era iluminado por el sol poniente o eso creían.

No era el sol era una luz que ningún mundo debería ver.  Detrás del titan, se abrió una grieta que destrozó la muralla. Nahiri intentó cerrarla pero no era una grieta en la tierra sino en el mundo, el plano se desmaterializaba.

Extrañamente tranquilo, Sorin anunció que era el fin. La luz se hizo insoportable y seguidamente de unos gritos apenas audible, los refugiados desaparecieron, todo lo que bañaba la luz se convirtió en polvo.

Lore de Zendikar

Sorin avisó a Nahiri de que se marchara y luego desapareció. Nahiri intentó salvar a Lian pero solo quedaba su espada, la agarro y también abandonó el plano.

 

Un nuevo aliado

Ambos habían acordado que si tenían que huir del plano que se volverían a ver en otro lugar de Zendikar, Sorin no quería que el punto de encuentro fuera Innistrad por si aquellos monstruos los siguieran.

Se encontraban en un asentamiento temporal kor, cuando una presión en el aire, típica de cuando algo emerge del éter, los sobresaltó. Era grande pero no lo suficiente como para ser el titan al que se enfrentaron.

Seguidamente se materializó. Un dragón etéreo que brillaba con una luz blanca y azulada, inmensas alas y dos cuernos curvos en su cabeza. El desconocido conocía a Sorin y a pesar de la idea de este último, el problema que asolaba Zendikar no solo le afectaba a ellos dos sino que era relevante para cada individuo.

ugin

Nahiri se presentó, como guardiana de Zendikar, el dragón se encontraba allí porque ella había querido. El vampiro presentó al desconocido, se llamaba Ugin era un dragón anciano, tanto como el mismo tiempo. Los 2 Planeswalker ya se conocían mas habían colaborado en el pasado.

Ugin expuso el motivo de su viaje, necesitaba la ayuda de Nahiri y Sorin. Con un simple gesto, el dragón creo una imagen fantasmal del titánico ser que les había atacado. Esto enfureció a la litomante, mientras ellos lucharon y vierón morir a Zendikar y su gente, él había mirado sin hacer nada para evitarlo.

 

 Lore de Zendikar: La Verdad sobre el Enemigo

Haciendo caso omiso del enfado de la joven Planeswalker, Sorin empezó a hablar con Ugin sobre las investigaciones de este. Aquellos seres contra quienes luchaban se llamaban eldrazis y eran devoradores de mundos. 

No eran Planeswalkers pero podían moverse entre planos, eran seres vivos, seres provenientes de la Eternidad Invisible y eran únicos como especie, no había otro ser vivo igual conocido en todo el Multiverso. Y suponían una amenaza para todos los mundos.

A pesar de que el vampiro se oponía a esta idea ya que creía que el Multiverso es infinito el dragón lo hizo rectificar. El Multiverso no tiene confines pero su contenido es finito.

Los eldrazis eran seres de la Eternidad por lo que veían en Zendikar no era más que una representación, una sombra de éter del ser que se encuentra en la Eternidad Invisible. 

La opción más sencilla era pelear contra ellos en la Eternidad Invisible, pero allí, los eldrazi tendrían todo su poder y no sabían si podrían sobrevivir a aquel lugar desconocido. Pero acabar con sus extensiones físicas, cosa que no era facil, no significaría nada porque el verdadero ser se encuentra en el éter.

Pero Ugin se encontraba indeciso respecto a si sería bueno o no acabar con ellos, era posible que formaran parte de una ecología invisible y su muerte cambiara el Multiverso. Sin contar que considerar que merecen morir por destruir mundos, sería aplicar la moral mortal a unos seres que no entendían.

 

Un plan desesperado

Ugin parece haber estudiado lo suficiente a los eldrazis como para tener un plan que será clave para el lore de Zendikar:

Tras una discusión sobre si era posible o no acabar con los eldrazis y sobre si merecían morir, Ugin reveló que tenía un plan para retenerlos sin acabar con ellos y así cortar la amenaza de forma segura.

De nuevo el dragón anciano proyecto una imagen fantasmal, esta vez se trataba de una red con miles de nodos de energía. Su idea era confinarlos en un plano, retener sus manifestaciones físicas para que de este modo no pudieran escapar a otros planos y así poder estudiarlos.

De este modo Ugin reveló otro gran misterio para sus 2 aliados. Con este plan, podrían detener a los únicos 3 eldrazis que estaban libres por el Multiverso. A pesar de que habían luchado con cientos de eldrazis , hasta ahora habían luchado contra órganos que formaban parte de un ser mayor. Deteniendo a los 3 titanes, su progenie acabaría muriendo poco a poco.

 

Una decisión dificil

Pero el plan contaba con un gran riesgo y ese era el plano que serviría como cárcel para los titanes. El plano estaría en peligro, de tener éxito, los eldrazi entrarían en letargo y el plano se salvaría de lo contrario seria condenado y devorado aunque pasaría con todos los planos si fracasaban.

Además de una serie de características propias del plano, uno de los 3 debería de quedarse vigilando a los eldrazi. Innistrad no cumplía esos requisitos, así como el plano natal de Ugin, por lo que solo quedaba Zendikar.

Nahiri se negó, no tenían derecho a elegir que plano poner en peligro para encerrar a los titanes. Además si era su Zendikar natal este quedaría dañado si es que sobreviviese. Zendikar era el plano ideal ya que existía una persona que era la guardiana del plano y había tomado responsabilidad de protegerlo, esa era Nahiri.

Ugin afirmó que por muy poderoso y anciano que fuera un Planeswalker esta tarea no podía ser completada únicamente por uno solo. Los eldrazi eran 3 y ellos también.

La litomante se arrodilló y conectó con Zendikar, sintió todo el plano. Su hogar había sufrido mucho pero si elegían otro plano para confinar a sus enemigos, puede que fuera demasiado tarde para su plano sin contar que si sobreviviera el trasladar el sufrimiento provocado por los eldrazis a otro mundo llenaría de culpabilidad el aire de Zendikar.

Su plano era fuerte, resistente, así que aunando coraje y valentía, se levantó y aceptó encarcelar a los eldrazi en Zendikar y  a ser ella su carcelera. El plan de Ugin acababa de comenzar.

 

Lore de Zendikar: La Llegada de los Dioses

El plan de Ugin consistía en una red para confinar a los titanes, basada en lineas místicas y nodos energéticos pero él no era capaz de crearla. Por su parte Nahiri era capaz de crear cualquier cosa.

Les llevó 40 años de trabajo constante en completar la red. La litomante utilizó la tierra para extraer de ellas piedras labradas hasta el más mínimo detalle, Ugin las nombro como edros. Nahiri llenó el cielo de Zendikar con estas piedras y Ugin las llenaba de las runas dracónicas que impedirían que los los eldrazi huyeran.

Los edros no eran solo una trampa sino un cebo. Los pulsos que emitían dirigían a los eldrazis hasta Zendikar, en palabras de Sorin evitaban otros planos para acudir a Zendikar.

Nahiri extendió la alarma sobre lo que estaba por llegar. Poco a poco los edros fueron dominando los cielos de Zendikar y los zendikari desde tritones hasta angeles se prepararon para la llegada de los 3 titanes eldrazis.

El plano entero se preparó como ningún otro para el día en el que sus enemigos llegasen. Sin darse cuenta del trascurso de los días centrados en la creación de la red de edros los 3 titanes aparecieron.

Ver a un titan eldrazi ya impresionó a Nahiri pero ver a los 3 no tenía punto de comparación. Al que se habían enfrentado sin éxito años atrás era llamado por Ugin como Ulamog y era el más pequeños de los 3.

Apartando los edros como si fueran simples hojas de piedra, apareció el segundo de los titanes, Kozilek. Y por encima de estos 2 y en todos los sentidos apareció Emrakul. Una montaña de carne y tentáculos ganchudos que pendía sobre la tierra.

 

Lore de Zendikar: El Ojo de la Tormenta

Sin previo aviso la batalla comenzó. Los 3 eldrazis expandieron sus respectivas progenies por todo el plano. Ugin quemaba a los vástagos con su fuego fantasmal, Sorin contrarrestó el drenaje vital de los vástagos con su propia magia antes de que robaran mucha energía al mundo. Los habitantes de Zendikar se enfrentaron a duras penas con los eldrazis pero si se alargaba la invasión acabarían sucumbiendo.

Pero los titanes carecían de raciocinio y eso los hacia imprudentes, mientras avanzaban inexorablemente hacia el nexo de la red de edros. Allí se encontraba Nahiri en la cámara subterránea que ella y Sorin habían bautizado como el Ojo de Ugin. 

Lore de Zendikar ojo de ugin

La litomante sintió una gran distorsión en el mana y acto seguido el dragón espíritu se encontraba a su lado. Todo estaba en posición. Los tres Planeswalker concentraron su poder en un edro que serviría como nexo del resto gracias a las lineas invisibles.

Los edros se movieron, adoptando su posición definitiva. Una luz iluminó a todas las piedras flotantes del plano, Zendikar se estremeció y seguidamente todo terminó. Los 3 Planeswalker cerraron la cámara con un sello místico que solo podía ser abierto con la ayuda de 3 Planeswalkers y emergieron a la superficie de un mundo devastado.

 

Guardiana de Zendikar

Al fondo, sobre las montañas de Akoum se encontraban los cuerpos de los 3 titanes eldrazis, petrificados y rodeados de una red de edros. Habían encerrado a los eldrazi, el plano se recuperaría y sus habitantes acabaría con la progenie eldrazi restante, ahora tendrían que aprender a vivir a la sombra de los edros.

Los 3 comprobaron que el sello aguantaría y los eldrazis quedaran encerrados. Los 3 ayudaron a acabar con los vástagos restantes y con el tiempo los 2 Planeswalker ancianos se marcharon, con la promesa de regresar si algo ocurriese.

Nahiri levantó la vista hacia las 3 figuras pétreas. Pueden que cayesen en el olvido y miles de años más tardes toda la destrucción que habían provocado cayera en leyenda, pero ella y Zendikar no olvidarían. Su cometido como guardiana acababa de comenzar.

Lore de Zendikar

Querido lector, aquí termina este nuevo capitulo sobre la historia de Magic, esta vez nos hemos centrado en el lore de Zendikar, más exactamente en el lore de las 3 ampliaciones de Zendikar.  Espero que te haya gustado y hayas disfrutado conociendo el lore de Zendikar, tanto como yo escribiéndolo. Y espero te haya podido trasmitir parte de la pasión que siento por esta historia. Si esta parte te ha gustado aguarda para lo que falta por llegar en la Batalla por Zendikar.

No olvides  solicitar que te enviemos todas las Reglas y Guías de Magic GRATIS. Y por supuesto, estaré deseando que dejes un comentario en este artículo justo aquí abajo para darme fuerzas de seguir trabajando. 

 

Facebook | YouTube | Twitter

También te podría gustar...

10 Respuestas

  1. Max dice:

    Excelente narración! Muy bien contada la historia! Me gustaron muchos los otros lores! Ojala siga escribiendo. Saludos!

    • Jesús Jesús dice:

      Muchas gracias por tu comentario y por animarte a escribir max!!! 😀

      Aquí estaremos dando entretenimiento por mucho tiempo. Dentro de un rato la nueva entrega. Que hoy es martes!!!!

  2. Neo5 Neo5 dice:

    Muy bien narrado, deseando estoy de poder leer la continuación.

    • Jesús Jesús dice:

      Muchas gracias por dejarnos un comentario Neo5! 😀 Da gusto poder leeros en los comentarios y sentir que el trabajo que hacemos os llega y si encima os gusta nos llena aun mas de ilusión para seguir trabajando. El Martes que viene está aquí ya mismo 🙂

  3. Dan Silva dice:

    Quedó Increíble bro !!!
    Me gusta como lo describes y le inyectas mucha pasión al relato !!!

    Esperaré con ansias el sig. y en el futuro:
    El de Innistrad y Amonketh 👻

    • Jesús Jesús dice:

      Muy buenas Dan!… Gracias por el comentario y por animarte a escribir 🙂 El martes que viene más!! 😀 Aun queda mucho que contar de zendikar, pero sin duda este viaje por el Lore que recorreremos todos juntos nos llevará mas pronto que tarde a innistrad y a Amonkhet. Un saludo!

  4. Elias Ruiz dice:

    Muy buen resumen man! sigue así.

    • Jesús Jesús dice:

      Muchas gracias por tomarte la molestia de dejar un comentario Elias!! 😀 Nos encanta leeros. Esperamos seguir viendote por aquí y sobre todo poder seguir ofreciéndoos todo lo que busquéis y necesitéis. 😉

  5. Rodrigo dice:

    Que buena lectura! Disfruté mucho conociendo este lore. Nota de color: si recuerdo bien; hasta la fecha el único paquete de expansión de 15 cartas que he comprado ha sido el de Batalla por Zendikar. 😆, despues de eso pasaron muuchos meses y ya no habían más paquetes de esa edición en mi puesto preferido, solo podía comprar individuales. Espero gustoso la próxima entrega. ¿qué será? ¿qué será?

    • Jesús Jesús dice:

      Muy buenas Rodrigo!! ¿que tal? Espero que todo bien!! 🙂 La verdad que Zendikar es que es envolvente… Tiene algo que te atrae y su historia esta chulísima. Vamos a tener que reñir a tu puesto preferido, no pueden dejar a nuestro Rodrigo sin su vicio! JAJA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.