fbpx

Paseito de Gideon

Muy buenas querido lector. Bienvenido a un nuevo articulo sobre el lore de Magic. En el episodio de hoy, continuamos con el lore de Zendikar pero esta vez, en la época actual. Así que si quieres saber el pasado de este plano aquí te dejo este post de Zendikar que narra el comienzo de la Historia de Magic en este plano. En el articulo de hoy, hablaremos de Gideon Jura y como tras ver la devastación que dejan a su paso los eldrazi, decide buscar nuevos aliados para salvar Zendikar, y quien mejor que empezar por el pacto viviente de Ravnica, Jace Beleren. Podriamos haberlo llamado Lore de Zendikar 2… pero creo que vas a comprender por qué Paseito de Gideon es mas adecuado.

 

Defensor de los Débiles

Gideon llevaba semanas luchando contra los eldrazis, estaba cansado y magullado pero no podía rendirse ahora. Se limpio un poco la arena de la cara y se volvió para mirar al monstruo eldrazi contra el que estaba luchando. Medía algo más del doble que él y como el resto de seres a los que se había enfrentado tenía una mascara osea en donde se supone debería estar la cabeza.

Su enemigo era torpe a la vez que ágil, no tenía un lenguaje corporal que leer. Gideon atacó con los 4 extremos de su sural, amputando varios tentáculos al monstruo, que respondió con un golpe bestial en las costillas.

Gideon salió volando del impacto hasta que choco con un edro destruido, no comprendía que eran aquellas piedras pero los eldrazis las temían.

Paseito de Gideon

Mientras esquivaba los ataques de su enemigo, Gideon se le ocurrió un plan. Primero salto sobre el eldrazi y cortó unos cuantos apéndices más. Cuando la mole de tentáculos retrocedió, agarro un trozo de edro acabado en punta con su sural.

El eldrazi se abalanzó sobre él pero rápidamente lanzo la piedra hacia la mascara del monstruo, con un sonido seco el edro impactó y seguidamente sin más ruido el monstruo se desplomó.

La llanura donde se encontraba quedó en silencio pero unas pisadas rompieron ese estado. Era un grupo de unos 20 zendikari de diferentes razas, habían salido de su escondite una vez que el caballero había acabado con el eldrazi.

 

Lore de Zendikar: Refugiados

El líder del grupo se llamaba Munda un kor con el que Gideon había colaborado ya varias veces. El kor informó al caballero que ellos habían derrotado a otro eldrazi pero que era un grupo de 4.

Él subió al cuerpo del eldrazi para tener mejor visión y oteo la llanura. En medio del claro dos masas moradas se hallaban sin vida. Era una buena noticia pero la felicidad duró poco, Munda le informó de las nuevas noticias que habían recibido, Bala Ged había caído, no quedaba nada al igual que en Sejiri.

Los supervivientes desembarcarían dentro de poco en la costa camino de la gran ciudad de Portal Marino pero Munda no contaba con los soldados necesarios para una escolta segura.

Gideon le ofreció su ayuda y ayudó también a montar el campamento provisional. Hacía días que no dormía y parece que no lo iba a hacer en los días venideros.

Los problemas se acercaban pero no era el único plano en conflicto. La noche cayó y el Planeswalker se marchó del plano, su misión continuaba en Ravnica. (Paseito de Gideon)

 

Paseito de Gideon : Problemas en la gran ciudad

Gideon llega a Ravnica, aparece en la Calle  Fundición en mitad del incendio que llevaba activo más de una semana. Era una guerra entre bandas de trasgos y se había aliado con la legión Boros, los defensores del orden para intentar acabar con aquella ola de violencia.

Paseito de Gideon

Todo se origino con el asesinato de un jefe trasgo llamado Dargig a manos presuntamente de otro líder, Krenko. Tras esto se liberó una oleada de violencia que se traducía en quemar almacenes del bando contrario respectivamente.

Por mucho que solicitó al pacto viviente entre gremios Jace Beleren ayuda, este tenía mil problemas por delante del suyo y al ser peleas entre habitantes sin gremio ninguna facción intervenía, pero esto ponía en riesgo a los sin gremio.

El Planeswalker atravesó el portón del barracón de los Boros. No iba solo, junto con él viajaba un trasgo maniatado, era Krenko. Gideon había ido por su cuenta y cuenta de ello era su tobillo derecho que dejaba un rastro de sangre al andar.

Entraron el barracon y mientras el líder de los Boros se llevaba a Krenko, él cambio las vendas de la herida producida por el puñal del trasgo. De repente el tragaluz explotó, y seguidamente otro dispositivo entro por el ahora inexistente techo.

Pero no estalló. Cuando Gideon se paró a analizar el artefacto, era un tubo de vidrio que contenía un mensaje. Era de parte del hermano de Dargig y exigían ejecutar a Krenko el mismo. Si no lo hacían destruirían el territorio Boros.

Jura no tenía tiempo para eso, tenía que regresar a Zendikar (¿Si?… pues Paseito de Gideon), arrojó el frasco y lo dejó en manos de las autoridades Boros. Mientras abandonaba el plano oía la risa de Krenko.

 

Paseito de Gideon : Camino a Portal Marino

Como dijo Munda, los supervivientes de Bala Ged llegarón a la mañana siguiente, eran apenas 300. Caminaban por unas colinas cerca de la costa. El suelo temblaba de vez en cuando y la herida de la pierna se resentía.

Mientras los kor liderados por Munda creaban un puente para cruzar el acantilado, en la costa los eldrazis hicieron acto de presencia. Gideon tenía que hacer tiempo hasta que los supervivientes cruzaran.

Paseito de Gideon

 

Desplegó su sural y se interpuso entre los habitantes que quedaban de todo el continente de Bala Ged y los monstruos. En seguida estos últimos llegaron.

Empezó la batalla, esquivando los apéndices que querían golpearlo fue derrotando uno a uno a sus enemigos. Pero el cansancio hizo mella en él y sus golpes eran cada vez un poco más lentos y erráticos.

Pero a duras penas se repuso y continuo la batalla. Su concentración había vuelto y poco a poco fue acabando con los engendros que se acercaban, amontonándose los cuerpos a sus pies.

 

Paseito de Gideon : Una victoria temporal

De pronto oyó 3 silbidos, era la señal, el respondió y se alejó poco a poco de la carnicería que había creado. De lo alto de la montaña apareció una maga con rayos en sus manos, con un simple gesto, su ataque eléctrico alcanzo la montaña donde se encontraba y se empezó a derrumbar.

Paseito de Gideon

 

Gideon echó a correr para no quedar sepultado. Pero la herida de su pierna le hizo caer. El derrumbe de la colina levantó una gigantesca humareda, no veía nada, pero oyó sonidos de espada y seguidamente el sonido de los apéndices eldrazi.

Se levantó, atraveso la nube de polvo y para su sorpresa vio a Munda y un grupo de kors terminando con la vida de los engendros que habían escapado al derrumbe.

El Planeswalker se alegró por ver a su amigo con vida, pero la felicidad duró poco, una huésped de eldrazis se dirigía a Portal Marino sin embargo, él debía regresar a Ravnica y acabar con la disputa entre trasgos. (¿Y como no?, Paseito de Gideon)

 

La negociación

Gideon llegó a Ravnica  y tras curar sus heridas, desplegó su sural y se dirigió al punto de encuentro con la banda de Dargig, los Hermanos Exterminio eran su contacto.

Paseito de Gideon

Cuando entró en la sala, los 2 trasgos se sorprendieron de no ver a Krenko junto a Jura, iban vestidos con protección contra explosivos. Uno llevaba una bomba y estaba dispuesto a destruir el distrito Boros.

Con una patada a una mesa dejó inconsciente al trasgo que portaba la bomba, se lanzó a por ella pero sus movimientos eran más lentos que de costumbre, solo tuvo tiempo para girarse y mitigar un poco el daño de la explosión.

Cuando se levantó y se dirigía a detener a los trasgos, oyó los gritos de los prisioneros, estaban en una sala oscura llena de artilugios para fabricar bombas y el fuego se acercaba peligrosamente.

Intentó mover una estantería para apagar el fuego pero no tenía fuerza suficiente, el humo no le dejaba respirar. Cundo se iba a desmayar, la estantería cedió un poco, por la puerta aparecieron los soldados Boros. A duras penas les señalo el camino hasta los prisioneros y se dio cuenta que los trasgos habían escapado.

Antes de desmayarse por el humo, consiguió salir de Ravnica y apareció de nuevo en Zendikar su misión allí no había acabado. (Y los Paseitos de Gideon tampoco, claro. ¡Que alguien le pida un Uber!)

 

Primera defensa de Portal Marino

Gideon esta de nuevo en Zendikar, ¡si de nuevo!, para defender portal marino, nos acercamos ya al final de este capitulo del Paseito de Zendikar, por suerte no hay aduanas entre planos, vaya tasas que se ahorra Gideon:

El ataque a Portal Marino fue rápido, los engendros eldrazis aparecieron de repente y desde todos lados. Llevaba 5 días sin dormir y pensaba lento. Un eldrazi lo golpeo y atravesó la pared de un edificio que se derrumbo y le dejo atrapado todo el cuerpo menos la cabeza y el brazo izquierdo.

Haciendo uso de su sural pudo escaparse. Cuando iba a salir de la casa, una joven entró corriendo pidiendo ayuda. Era una tritón y en sus brazos llevaba a una humana que estaba inconsciente. Cuando le desabrocharon la armadura, vio que la herida se había convertido en una cascara marchitada.

Es lo que pasaba cuando los eldrazis absorbían la energía del mundo, la joven había muerto en el acto. La tritón comentó algo que llamó la atención de Gideon.

La humana decía estar a punto de descubrir la verdad sobre las líneas místicas, que sería la forma de derrotar a los eldrazi y que todo apuntaba al Ojo.

 

Lore de Zendikar: Una última esperanza

De repente la pared explotó, de ella salieron los apéndices de un eldrazi. Subieron al tercer piso del edificio y contemplaron la destrucción que asolaba Portal Marino.  Pero la idea de que el enigma de las líneas místicas podía acabar con aquella masacre renovó las fuerzas de Gideon.

 

El eldrazi apareció detrás del muro y la tritón lanzó su lanza la cual impacto en la mascara osea del eldrazi. La tritón se llamaba Jori En y Gideon le prometió ir a por otro experto pero que era necesario que sobreviviera. Tras decirle esto, se lanzo hacia el eldrazi con la lanza atada por su sural.

El impacto de Gideon hundió más la lanza y el enorme cuerpo del eldrazi se desplomó por detrás del dique. Gideon estaba atado al eldrazi y no podía separarse de él. Solo podía prepararse para el impacto. El cuerpo del eldrazi se deshizo al golpear el mar y Gideon cayó al agua.

 

En busca del experto

Con muchas dificultades, emergió del agua y llegó a la orilla. Tenía que encontrar al experto y lo conocía. Mientras observaba como los eldrazis trepaban el dique, el mundo desapareció. (Un Paseito de Gideon más para llegar al final de esta doble Historia de Magic)

El sonido de las olas fue sustituido por el bullicio de las calles de Ravnica. Ensangrentado y magullado llegó al último tramo de escaleras que conducía a la cámara del pacto entre gremios.

Si la clave para vencer a los eldrazis era descifrar el enigma de las líneas místicas quien mejor que la persona que completó el desafió del laberinto de Ravnica.

Esa persona era Jace Beleren. Subió un peldaño más y tras eso se desplomó y perdió la conciencia.

 

Querido lector, aquí termina este nuevo capitulo sobre la historia de Magic, esta vez nos hemos centrado en el lore de Zendikar, esta vez un acercamiento al conflicto actual del plano y como Gideon busca nuevos aliados. Aunque si quieres bien podriamos haberlo llamado, “Los Paseitos de Gideon”. Espero que te haya gustado y hayas disfrutado conociendo el lore de Zendikar, tanto como yo escribiéndolo.

No olvides  solicitar que te enviemos todas las Reglas y Guías de Magic GRATIS. Y por supuesto, estaré deseando que dejes un comentario en este artículo justo aquí abajo para darme fuerzas de seguir trabajando. 

 

Facebook | YouTube | Twitter

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Rodrigo dice:

    Muy bueno. Me gustó la lectura. Realmente me mareó tanto viaje de Gideon, con la cantidad de maná que debe consumir caminar entre Planos jajajajja. Espero gustoso la siguiente entrega. Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.